Gafas de Sol

91 608 01 28

lentes-proteccion-solar

Las gafas de sol deben de proteger a nuestros ojos frente a las radiaciones solares perjudiciales sin modificar el confort visual ni los colores de los objetos que percibimos a nuestro alrededor, para que esto se cumpla las lentes han de ser de calidad y haber pasado los controles correspondientes de la comunidad europea, CE, para que las lentes sean de calidad el factor más importante que han de cumplir es que posean el filtro de protección solar, que es el responsable de cuidar de nuestros ojos.

Existen cuatro tipos de filtros de protección solar

filtros_sol

  • FILTRO SOLAR 0: poseen absorción al UV hasta un 20%, están indicadas para cielos nubosos y para interiores, son las lentes más claras.
  • FILTRO SOLAR 1: absorción de un 20% a un 60%, son más oscuras que las anteriores y recomendadas para una luminosidad solar suave.
  • FILTRO SOLAR 2: absorción aproximada de un 60% a un 80%, son ligeramente más oscuras que las de protección 1, y se recomiendan para una luminosidad media-alta.
  • FILTRO SOLAR 3: absorción de un 80% a un 90% del UV, son lentes oscuras recomendadas cuando la luminosidad es fuerte, por ejemplo deportes náuticos.
  • FILTRO SOLAR 4: absorción del 90% a un 97%, indicadas para cuando hay luminosidad extrema, por ejemplo, para la alta montaña, la práctica de deportes con nieve.

Valores añadidos al cristal de sol son los FILTROS POLARIZADOS.Tienen la facultad de bloquear ciertos rayos incidentes,lo que hace que el ojo se proteja contra reflejos incomodos,evitándose asi los deslumbramientos.

GAFAS DE SOL Y LOS NIÑOS

Gafas-de-sol-infantiles-300x212

Con la llegada del buen tiempo y los largos días, la exposición al sol es más frecuente, y conviene que los niños se acostumbren a protegerse. Si cuidamos su piel con protección y les ponemos gorras, las gafas de sol pueden ser un complemento muy útil. Pero, ¿qué gafas para niños comprar?

  • Las monturas de los niños suelen estar generalmente fabricadas en materiales plásticos (“pasta”), aunque también las podemos encontrar de metal. Las monturas de plástico pueden ser la mejor opción para los niños en cuanto a durabilidad, comodidad, ligereza y coste.
  • En el caso de que el niño tenga la piel sensible, existen monturas fabricadas con materiales hipoalérgenicos y extremadamente ligeras (titanio, tungsteno…),
  • Es frecuente que las gafas se deslicen hacia abajo, al tener los niños la nariz pequeñita. En este sentido, las monturas de metal serían más cómodas, ya que utilizan generalmente unas almohadillas plásticas o de silicona que permiten un ajuste más individualizado. No obstante, existen modelos de gafas de pasta que incluyen puentes invertidos o anatómicos que se adaptan mejor a las pequeñas narices.
  • Hay que probar las gafas al niño para cerciorarse de que entre el puente y la nariz no queda espacio, porque de otro modo es más fácil que a lente se deslice.
  • Algunos modelos incluyen terminales ajustables (la parte de la patilla que queda detrás de la oreja) y varillas flexibles hacia el exterior para que no aprieten y se ajusten mejor a la cabeza del niño. Las varillas flexibles, además, conllevan menor peligro de rotura.
  • Hay gafas que incorporan una goma ancha que une las patillas por la parte de atrás de la cabeza. Estas gafas serían ideales para la práctica de deporte, pero en general no es necesario que lleven dicha goma, pues no se les caen tan fácilmente si les ajustan bien.
  • En cuanto al material de la lente, los niños suelen estar más expuestos a golpes y caídas, por lo que un cristal frágil sería muy peligroso para sus ojos. Los policarbonatos y los cristales orgánicos son ligeros y prácticamente irrompibles (aunque son más sensibles al rayado). La mayoría de gafas de sol infantiles son de policarbonato.
  • Por supuesto, hemos de escoger unas gafas homologadas para evitar daños en la visión de los pequeños. No compraremos gafas de sol de juguete o que no cumplan estrictamente con la reglamentación de la Comisión Europea o de los distintos países.
  • En las gafas ha de figurar tanto el sello de la Comunidad Europea como la clase a la que pertenece o la categoría de su filtro.
  • El índice de protección 3 (fuerte) es el recomendado para niños, ya que absorbe gran parte de luz con sus lentes oscuras. La Norma Europea sobre gafas de sol (UNE) establece unaclasificación de los filtros solares en cinco categorías, determinando para cada una de ellas la absorción que deben proporcionar los filtros. Las categorías de 0,1,2 serían demasiado suaves, ya que permiten pasar demasiada luz para los ojos sensibles de los niños.
  • Las gafas deben proteger frente a la luz visible y la radiación ultravioleta (UVA y UVB).
  • Dentro de los modelos que consideramos más adecuados siguiendo los consejos anteriores, podemos dejar al niño que escoja las gafas que más le gusten. Así tal vez lograremos que se las pongan con más ganas.

Esperamos que estos consejos para la compra de gafas de sol infantiles os resulten de utilidad y os decidáis a proteger los ojos de los pequeños un poco más, previniendo complicaciones futuras.

 
He leido y acepto la política de privacidad.*

Marcas Gafas